Los problemas de corazón

El corazón es el órgano principal del aparato circulatorio. Es el encargado de bombear la sangre al resto del cuerpo y por ello, mantenerlo sano es fundamental para lograr tener una vida larga y segura.

Muchas veces no le prestamos la atención que deberíamos y no nos damos cuenta de su importancia hasta que aparecen los primeros problemas. La prevención es fundamental para lograr que el corazón esté en óptimas condiciones y evitar así, que nos sobrevenga algún tipo de afección.

No hay que olvidar que las afecciones cardíacas son una de las principales causas de muerte prematura en la Unión Europea y no distingue entre sexo o edad. La sintomatología variará de un caso a otro pero hay unas señales que pueden advertirnos de un episodio cardíaco:

  • Mareos
  • Opresión en el pecho
  • Dificultades repiratorias
  • Náuseas

Algunos de los problemas más comunes son: presión sanguínea elevada, infarto, taquicardia, arteriosclerosis, angina e incluso puede provocar derrames cerebrales. Hay que resaltar que en gran número de casos, podían haberse evitado con un modo de vida más sano.

Para evitar sufrir uno de estos problemas hay una serie de conductas que podrán ayudarnos como:

  • Mantener una dieta equilibrada: Hay que mantener un peso adecuado y vigilar el colesterol y los triglicéridos. Además, el consumo de fruta y verduda puede ser muy bueno.
  • Hacer ejercicio para mantener un corazón sano: hay que realizar actividades físicas acorde con nuestras capacidades y de manera habitual. Habrá que tener cuidado sobre todo, si ya se ha sufrido algún problema cardíaco.
  • Evita el tabaco: Fumar es perjudicial para el corazón.
  • Vigila tu presión arterial.