Mujer embarazada

¿Estás experimentando cambios en tu cuerpo? ¿Sospechas que puedas estar embarazada? ¿Tienes dudas?

Algunas mujeres comienzan a tener síntomas  desde el minuto uno de quedarse embarazadas. Simplemente se sienten distintas. El cuerpo va enviando señales de que algo está ocurriendo en su interior. Pero no todos los cuerpos son iguales. Si es tu caso y estás en la coyuntura de saber si estás embarazada o no, quédate con nosotros. Saldrás de dudas más rápido de lo que piensas. Vamos a explicarte los pasos que hay que dar cuando existe la menor sospecha de que podrías estar esperando un bebé, hasta tener la confirmación médica. ¡Empecemos!

Síntomas

¿Qué síntomas hay que tener? ¿Puedo fiarme de lo que me está pasando para diagnosticar un embarazo? En principio la respuesta es que no. Los síntomas típicos sirven para ponernos en alerta de la posibilidad de una gestación, pero sólo eso. Así que no se puede confirmar ni descartar un embarazo sólo basándonos en síntomas. Pero para que estés atentas, los más habituales suelen ser :

  • Hinchazón de tripa.
  • Mayor cansancio y somnolencia.
  • Dolor e hinchazón de los pechos.
  • Mareos y vómitos, sobre todo por la mañana.
  • Aumento de las ganas de orinar.
  • Retraso en la regla.
  • Sensibilidad y ascos a ciertos olores y comidas.

Pero el primer síntoma y el que más información nos puede dar sobre la posibilidad de un embarazo es la amenorrea o ausencia de menstruación. Si la mujer tiene ciclos bastantes regulares, se dará cuenta en seguida del retraso en la regla. Pero si los ciclos son irregulares, el embarazado puede pasar inadvertido incluso con la ausencia de la menstruación.

Pero un retraso en la regla no siempre tiene que venir causado  por un embarazo. Por eso es importante observar vuestro cuerpo, puede ser debido a que estáis más estresadas o nerviosas por algo. Es importante además comprobar vuestro ciclo de ovulación. Después de analizar todos los síntomas, la prueba definitiva es el test de embarazo.

Test de embarazo

Test del embarazo y calendario

¿Sabes cuáles son los métodos más fiables para saber si hay embarazo o no? ¿Tengo que esperar muchos días para hacerme la prueba de embarazo? Son algunas de las dudas más habituales que se hacen las mujeres cuando sospechan que puedan estar embarazadas.

El método más fiable y rápido es el test de embarazado. Puedes hacerlo de dos formas. A través de una analítica de sangre o con el clásico test de farmacia que te lo confirma en unos minutos. Va a depender del retraso que tengas en la menstruación. Si has tenido relaciones sin protección y tienes dudas, puedes hacerte un análisis de sangre a partir de los 7 días del contacto. Si tienes un retraso en la regla, puede ser igual de fiable la prueba de la farmacia.

Los dos exámenes más fidedignos son el de sangre hecho en el laboratorio y el de orina, que se compra en la farmacia. Ambos buscan medir la cantidad de hormona Beta GCH (conocida como gonadotropina coriónica humana) que es producida por la mujer  solamente cuando está embarazada. Está presente en la sangre y en la orina.  Esta hormona empieza a ser producida en el cuerpo de la mujer cuando el óvulo fertilizado por un espermatozoide se implanta en el útero. Esto suele ocurrir al cabo de seis días desde ese encuentro. Según avanza el embarazo, los niveles de esta hormona se duplican cada día.

¿En qué consiste cada uno?

Test de orina

Se recomienda hacerlo cuando ya tienes un retraso en la regla. Es muy sencillo. En el mercado existen decenas de pruebas de embarazo caseras. Compra en la farmacia una caja. No es necesario hacerlo con la primera orina de la mañana, esta prueba puede realizarse a cualquier hora del día. Pasos a seguir:

  1. Lee el prospecto antes de usarlo.
  2. Retira la tapa del test de embarazo hasta que veas la tira absorbente.
  3. Tienes que orinar sobre esa tira hasta que esté completamente húmeda (lo puedes hacer dentro de un recipiente y luego introducir ahí la tira).
  4. Tapa de nuevo la cinta con la orina y déjala reposar.
  5. El resultado aparecerá en un minuto, más o menos. Y nos dirá si es positivo o negativo. Cada test indicará claramente cómo es el resultado.

Puede ocurrir que salga negativa la prueba, pero que los síntomas persistan. Entonces debemos esperar unos 5 días para volver a repetir este test. Una vez que nos dé positivo, debemos hacernos una analítica de sangre o bien, ir directamente al ginecólogo para hacernos una ecografía.

Para reducir el riesgo de falsos negativos, es mejor esperar una semana de retraso de la menstruación.

Análisis de sangre

Es la otra prueba que existe para confirmar si estás embarazada. Los resultados se analizan en un laboratorio, por lo que se consideran  totalmente fiables, siempre que haya pasado al menos una semana después de la última relación sexual sin protección. Si quieres seguridad 100X100, opta por esta prueba. No es necesario prescripción médico ni hacértela en ayuno. El resultado lo tendrán en unas horas.

Confirmación de embarazo

Una vez que el test o la analítica de sangre sean positivo, la confirmación médica y definitiva ha de hacerla el obstetra. Pide cita porque en la consulta te harán una ecografía. Además de confirmar el embarazo, sirve para saber el estado y el tamaño del saco gestacional. Escuchar los latidos del corazón del feto será el desenlace de los mensajes que tu cuerpo te enviaba desde hacía días. Es el momento de darte la enhorabuena ¡Vas a ser mamá!

 

 

Puedes votar ¿qué te ha parecido?