Consejos de salud para tu próximo viaje al extranjero

Dicen que viajar es una de las mayores experiencias de las que puede disfrutar el ser humano, y no es para menos, ya que además de servir para relajarse y para desconectar, permite ampliar conocimientos y experiencias en base a otras culturas y formas de ver la vida. Pero debemos ser conscientes de que viajar también puede entrañar riesgos, como por ejemplo a nuestra salud, por lo que será muy importante tomar una serie de precauciones y recomendaciones en caso de que estemos planeando ya un viaje al extranjero.

 

Consejos para viajar al extranjero con precaución

  • Planifica tu viaje siempre con un tiempo considerable de antelación.
  • Si estás en tratamiento médico, comprueba tus medicinas y acude a tu doctor en caso de que sea necesario que te vuelva a recetar lo que estés tomando.
  • Hazte con un brazalete, si padeces alguna enfermedad específica como la diabetes, para que en caso de accidente puedan darte también en destino la medicación o el tratamiento que precises.
  • Lleva siempre toda tu documentación en regla e incluye en el equipaje las recetas de tu médico si tu tratamiento médico es complejo, por si acaso fuera necesario que lo enseñes en el aeropuerto, por ejemplo.
  • Comprueba tu cuadro de vacunas y acude a la enfermería de tu centro médico por si alguna de las que ya tienes necesita algún refuerzo o necesitas alguna que dejaste en el olvido.
  • Infórmate bien sobre el lugar al que vas a viajar y reúne toda la información necesaria sobre las posibles enfermedades que existan en ese lugar y las medidas de seguridad oportunas que debas tomar.
  • La temperatura climática del destino también es importante, ya que así podrás llevar la ropa y el calzado más adecuado, evitando problemas molestos posteriores como una rozadura o ampolla.
  • Informa a tu médico de tu viaje si acudes, sobre todo, a zonas en subdesarrollo, ya que para viajar a determinados países existen vacunas que pueden ser obligatorias, como la de la rabia o la poliomielitis. Por ejemplo, la vacuna de la Meningitis Meningocócica es obligatoria para todos aquellos que decidan viajar a Arabia Saudí.
  • Lleva siempre un botiquín básico en tu viaje al extranjero y no olvides introducir productos como el repelente de los mosquitos, el desinfectante, la crema solar y material para poder curar heridas o quemaduras leves. Si el viaje va a ser largo, será recomendable consultar con el médico el contenido que debería llevar el botiquín.
  • Si al viaje van a acudir personas de la tercera edad o niños, siempre deberán informar al médico del destino del viaje para que el especialista pueda terminar las recomendaciones y cuidados a seguir.

 

Todos estos consejos ejemplifican muy bien la importancia que tiene un viaje al extranjero y las medidas que deberíamos tomar durante la planificación del viaje para evitar disgustos y accidentes. Debemos ser conscientes de que no todos los países tienen la misma situación sanitaria o las mismas leyes de cuidados específicos en torno al turismo, y que informarnos con tiempo ayudará a no caer en errores que podamos llegar a lamentar.

Además de estos consejos, existen otros más sencillos pero igual de importantes a la hora de viajar al extranjero, como no consumir agua que no sea embotellada o tener cuidado con los alimentos que consumamos y la forma y el lugar en que hayan sido cocinados, con el fin de evitar problemas como el de la diarrea, bastante habitual en viajes internacionales. Del mismo modo, es importante el evitar nadar en zonas de agua dulce, como los lagos, ya que en algunos países de África, por ejemplo, dichas aguas pueden ser conductoras de enfermedades como la esquistosomiasis.

Para aquellos que cuenten con un seguro de salud privado también será importante el consultar las cláusulas del mismo y si existe, y en qué condiciones y lugares, una cobertura internacional.

Y es que todas las recomendaciones son pocas a la hora de decidirse a viajar a algún lugar internacional, con el fin de minimizar todos los riesgos posibles y disfrutar sin contratiempos del viaje. Tomar precauciones y hacer una planificación bien reflexionada de nuestra aventura, hará que solo nos queden grandes recuerdos de ella.